La aparición de la Virgen de Candelaria: La Patrona de Canarias

Si eres canario ya lo sabrás, pero si estás de visita quizá te sorprenda un poco que el 15 de agosto haya tan poca actividad en la isla…excepto en Candelaria.

Y es que este día miles de peregrinos se reúnen para celebrar el día de la Patrona de Canarias: Nuestra Señora de la Candelaria.

Un poco de historia

¿Sabías que esta virgen fue proclamada por primera vez Patrona de Canarias en 1599, por el Papa Clemente VIII?

Este hecho influyó para que el monarca Felipe III se declarara protector y patrono del Convento Real de Nuestra Señora de la Candelaria. De ahí la importancia y el rango que tiene el santuario de la villa mariana.

La aparición de la Virgen

Según cuenta la leyenda, la Virgen Morenita apareció casi un siglo antes de la conquista de Tenerife en el barranco de Chimisay (por lo que se considera la primera aparición mariana de Canarias).

Dos pastores guanches iban a encerrar a su ganado a las cuevas, cuando se dieron cuenta de que los animales se arremolinaban y no querían entrar. Miraron a su alrededor para encontrar el por qué, y de repente vieron sobre una peña, casi a la orilla del mar, la figura de una mujer que parecía viva.

Como a los hombres se les tenía prohibido hablar o acercarse a las mujeres que estaban solas, le hicieron señas para que se apartara y poder así  hacer pasar al ganado. En ese momento, a uno de los pastores se le quedó el brazo colgando y sin movimiento. El otro pastor quiso herirla con un cuchillo, y acabó herido él mismo.

Asustados, huyeron los pastores a Chinguaro, la cueva-palacio del mencey Acaymo, para contarle lo sucedido. El mencey decidió que esos dos pastores debían volver a recogerla para llevarla a palacio. Y ellos, al volver y tocar la imagen de la Virgen, quedaron sanados.

El mencey comprendió que aquella mujer con un niño en brazos era algo sobrenatural. De hecho, él mismo quiso llevarla en brazos, pero después de un trecho, por el peso, necesitó pedir socorro. Por eso actualmente la cruz del santuario de Nuestra Señora del Socorro se encuentra en el mismo lugar donde el Mencey Acaymo pidió socorro.

Así, la llevaron a una cueva cerca del palacio del rey, hoy convertida en capilla. Aunque no fue hasta que Antón Guanche (un joven tomado como esclavo por los castellanos que había logrado escapar) les explicó la fe cristiana, que la trasladaron a la Cueva de Acbinico, detrás de la actual Basílica de Candelaria, para veneración pública.

Dato curioso: ¿Te has fijado en las estatuas de los reyes guanches que actualmente bordean la basílica?

La fiesta en nuestros días

Hoy en día, en la noche del 14 de agosto, peregrinos de todos los rincones de la isla de Tenerife caminan hacia la basílica de Candelaria.

La peregrinación se hace de noche, y es un día en que en la “carretera vieja” se aglutinan miles de personas que hablan y ríen mientras se dirigen a ver a La Morenita.

Al día siguiente, muchos se quedan para disfrutar de los actos litúrgicos y festivos del día de la Patrona de Canarias.

Si estás en Tenerife  el día 15, te lo recomendamos. ¡Es una fiesta inolvidable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *